domingo, 29 de noviembre de 2009

Algo de mi :)

video

Video para trabajar de forma interactiva Morfosintaxis.

domingo, 22 de noviembre de 2009

TEL y Procesamiento Auditivo Central



El Trastorno Específico del Lenguaje (TEL) afecta distintas
dimensiones del lenguaje expresiva y comprensivamente en él los individuos
pueden presentar "problemas del procesamiento del lenguaje o de abstracción
de la información" a causa de problemas en la memoria de trabajo. El
diagnóstico de esta alteración requiere un conjunto de criterios de
exclusión que aseguran que el lenguaje sea el único aspecto alterado y esta
alteración no sea atribuible a otra causa como, por ejemplo, CI deficiente.
A su vez, el Procesamiento Auditivo (Central) se define como la eficiencia
y efectividad con que se utiliza la información auditiva, Debido a que este
procesamiento afecta de3sde la más mínima señal auditiva percibida, hasta
transiciones complejas de sonidos en la cadena sintagmática es que se
vuelve tan relevante para la interpretación de los mensajes lingüísticos,
además, el lenguaje, por ser una función superior, influye la forma en que
son percibidos e interpretados los sonidos, por ende lenguaje y
procesamiento auditivo (central) se influyen mutuamente. Una de las teorías
que explicaría el TEL, señala que éste es causado por un procesamiento
deficiente de la información auditiva. Por años, ha sido controversial el
descubrir si éste correspondería a un déficit de procesamiento auditivo
específico para los sonidos del lenguaje o si es un cuadro más generalizado
en lo que a audición se refiere. El presente trabajo realiza una breve
revisión de las definiciones y explicaciones de cada uno de los trastornos
abordados y de las posibles asociaciones que se han establecido entre
ambos.


Trastorno específico del lenguaje


El trastorno específico del lenguaje (TEL), corresponde a un conjunto
de alteraciones que afecta a distintas dimensiones del lenguaje tanto en el
aspecto expresivo como comprensivo (Ampuero).
La American Speech-Language-Hearing Association (ASHA, 1980), define
TEL como "Un trastorno de lenguaje en que se observa una anormal
adquisición, comprensión o expresión del lenguaje hablado o escrito. El
problema puede implicar a todos, uno o alguno de los componentes
fonológico, morfológico, semántico, sintáctico o pragmático del sistema
lingüístico". En él, los individuos pueden presentar "problemas del
procesamiento del lenguaje o de abstracción de la información significativa
para el almacenamiento y recuperación por la memoria a corto plazo". (Baez
& Cabeza) .
En la actualidad se utiliza un criterio de exclusión para el
diagnóstico de TEL, ya que se considera que este trastorno del lenguaje no
debe ser explicado por alteraciones asociadas (Rinkert, 2006).


Uno de los criterios para la identificación de TEL incluye:
. Capacidad lingüística: Puntuación en los test de lenguaje de -1,25
desviaciones estándar o más bajo; riesgo de devaluación social.
. CI no verbal: CI manipulativo de 85 o más alto.
. Audición: Supera por medio de un screening los niveles convencionales.


. Otitis media con serosidad: Sin episodios recientes.
. Disfunción neurológica: Sin evidencia de ataques, parálisis cerebral,
ni lesiones cerebrales; ausencia de medicación para control de
ataques.
. Estructura oral: Ausencia de anomalías estructurales.
. Motricidad oral: Supera el screening empleando ítems evolutivamente
apropiados.
. Interacciones físicas y sociales: Ausencia de síntomas de una
interacción social recíproca alterada y de restricción de actividades
(Aguado, 2004).


A estos criterios se le añaden otros referidos a la discrepancia entre
la edad lingüística y la edad cronológica o el CI no verbal, como la
realizada por Stara y Tallal en 1981( Aguado, 2004).

Clasificación del trastorno específico del lenguaje

En la actualidad la clasificación más utilizada en la clínica, es la
propuesta por Rapin y Allen, quienes separan los trastornos en tres
grandes categorías:


-Trastorno expresivo que incluye:
-Trastorno de la programación fonológica: Se caracteriza por la
fluidez de producción con articulación confusa, mejoría de la calidad
articulatoria en tareas de repetición de elementos aislados (fonemas,
sílabas, etc). La comprensión no se encuentra alterada o es muy leve.
-Dispraxia verbal: Se caracteriza por la incapacidad masiva de
fluencia, grave afectación de la articulación, enunciados de dos
palabras que no mejoran con la articulación repetida. Comprensión
normal o cercana a la normalidad.

-Trastorno expresivo/receptivo.
-Trastorno fonológico-sintáctico: Se caracteriza por presentar una
fluidez verbal alterada, al igual que la articulación, sintaxis
deficiente, variabilidad de dificultades de comprensión, aunque ésta
es mejor que la expresión.
-Agnosia auditiva-verbal: Se caracteriza por la presencia de sordera
verbal, fluidez verbal perturbada, comprensión lenguaje oral afectado
o ausente, expresión ausente o limitada de palabras, articulación
gravemente alterada y comprensión normal de gestos.


-Trastorno de procesamiento de orden superior.
-Trastorno semántico-pragmático: Se caracteriza por presentar
desarrollo inicial del lenguaje más o menos normal, articulación
normal o con pequeñas dificultades, habla logorréica, enunciados
gramaticales, grandes dificultades de comprensión, falta de adaptación
del lenguaje al entorno y probable ecolalia o perseverancia.
-Trastorno léxico-sintáctico: Habla fluente con ocasionales problemas
de evocación, articulación normal o con ligeras dificultades, sintaxis
perturbada, comprensión normal de palabras sueltas y deficiente
comprensión de enunciados (Aguado, 2004).


Existen varios enfoques que buscan explicar el TEL. Entre ellos
encontramos el enfoque lingüístico, que intenta explicar el TEL desde la
Teoría modular de adquisición del lenguaje, el enfoque biológico, que
postula la existencia de factores genéticos y alteraciones neurológicas que
podrían explicar el carácter persistente del trastorno y el enfoque
cognitivo, donde encontramos la hipótesis de superficie, la hipótesis de
enlentecimiento generalizado, la hipótesis de déficit en la memoria de
trabajo y en la memoria procedural y finalmente la hipótesis del déficit
en el procesamiento auditivo central, la cual desarrollaremos en esta
revisión.
El procesamiento auditivo (central) (PA(C)) fue definido en 2005 por
la American Speech-Language-Hearing Association (ASHA) señalando que éste,
consiste en la eficiencia y efectividad con la que el Sistema Nervioso
Central (SNC) utiliza la información auditiva. El PA(C) se relaciona así,
con el procesamiento perceptual de la información auditiva en el SNC y la
actividad neurobiológica que subyace a tal proceso y que da origen a los
potenciales auditivos electrofisiológicos. El PA(C) incluye los mecanismos
que subyacen a las siguientes habilidades (ASHA, 2005):
- Localización y lateralización sonora: habilidad para localizar un
sonido en el espacio.

- Discriminación auditiva: habilidad necesaria para distinguir
variaciones entre sonidos consecutivos, por ejemplo en la cadena
sintagmática.

- Reconocimiento de patrones auditivos: reconocimiento de patrones como
intensidad, duración y frecuencia.

- Aspectos temporales de la audición, incluyendo: resolución temporal,
enmascaramiento temporal, integración temporal y ordenamiento
temporal.

- Desempeño auditivo en presencia de señales competitivas: Reconocer un
sonido cuando otros sonidos "contaminan esa señal".

- Desempeño auditivo con señales acústicas degradadas: Reconocer, por
ejemplo, mensajes incompletos.

Si bien quedan fuera de la definición, habilidades como la conciencia
fonológica, atención auditiva y memoria para la información auditiva,
síntesis auditiva, comprensión e interpretación de la información
presentada auditivamente y destrezas similares pueden ser dependientes o
estar asociadas con una función auditiva central intacta, de modo que son
consideradas funciones neurocognitivas superiores y/o relacionadas al
lenguaje; éstas, constituyen los mecanismos top-down (de arriba a abajo)
que interactuarán con los mecanismos bottom-up (de abajo a arriba) para
construir lo que el oyente percibirá de hecho (Bellis, 2003).
Mecanismos top-down hace referencia a funciones superiores como
lenguaje, atención y memoria, que influirán en la forma en que determinado
estímulo acústico es interpretado corticalmente - de ahí up (arriba) -, a
su vez, mecanismos bottom-up se refiere a todas aquellas transformaciones
que sufre la señal acústica mientras viaja al SNC. A raíz de que no se
puede desconocer el procesamiento más periférico de la señal acústica, es
decir, bottom-up, es que surge la controversia sobre lo central que es en
realidad el procesamiento auditivo y de ahí que el consenso que la ASHA
llama a utilizar sea la denominación PA(C).
Los factores top-down determinarán, en parte, el buen o mal resultado
del PA(C) que haga un sujeto de determinado estímulo acústico; por ejemplo,
cualquier alteración de memoria, sobretodo en la memoria de trabajo, dejará
a quien la padezca imposibilitado para atender a cualquier estímulo por el
tiempo necesario para que éste sea conscientemente percibido, por lo tanto,
sus destrezas auditivas se presentarán con un pobre desempeño, pero no
porque la función en sí esté alterada, sino más bien, porque la información
con la que deben trabajar se halla pobremente fijada desde el punto de
vista de la atención.
Auerbach et al. (1982) propusieron la teoría de que el PA ocurre en un
nivel pre-fonémico, es decir, a nivel de las características acústicas (p.
ej. aspectos temporales y frecuenciales) del estímulo auditivo y que
posteriormente la señal se somete al procesamiento del lenguaje (PL) en un
nivel fonémico (p. ej. distinguir un fonema de entre un grupo de ellos en
la coarticulación); actualmente existe suficiente evidencia científica para
demostrar que estos procesamientos ocurren más bien en forma simultánea y
no lineal como esta teoría propone, sin embargo, a la hora de relacionar
PA(C) y TEL, es un postulado que resulta clarificador sobre cómo este tipo
de procesamiento influye en el lenguaje y viceversa.
El déficit en el procesamiento auditivo (central) (DPA(C)) es definido
por la ASHA en el 2005 como: "la dificultad en el procesamiento perceptual
de la información auditiva en el sistema nervioso central", que se
demuestra en el pobre desempeño en una o más de las habilidades del
procesamiento auditivo. Además señala que éste déficit en el procesamiento
neural de los estímulos auditivos puede relacionarse con dificultades en el
lenguaje, el aprendizaje y funciones comunicativas, coexististiendo con
estos trastornos, sin ser resultado de ellos (ASHA, 2005).
Los sujetos que presentan un trastorno del procesamiento auditivo
(central), generalmente tienen algunas manifestaciones comportamentales,
que pudieran estar indicando la presencia de DPA(C), aunque la presencia de
estas características, por sí solas, no son suficientes para diagnosticar
DPA(C), nos pueden orientar en la evaluación de las habilidades auditivas
en la clínica. Estas características son (Cañete, 2006):
. Dificultades en el aprendizaje de la lecto-escritura.
. Dificultad en seguir instrucciones verbales.
. Alteración en la adquisición del lenguaje (errores sintácticos,
dificultad en comprender conceptos verbales) y dificultades
articulatorias.
. Reiterada petición de repeticiones cuando la información es puramente
auditiva.
. Aumento del tiempo de latencia en la emisión de respuestas a estímulos
auditivos.
. Dificultades en la memorización de mensajes auditivos.
. Entre otros


Es importante destacar que estas características no son explicadas por
alteraciones auditivas periféricas, pudiendo existir en muchos de estos
sujetos umbrales auditivos dentro de rangos normales. Así mismo, debe
descartarse la presencia de otras alteraciones como enfermedades
neurológicas, daño cerebral, retraso del desarrollo neurológico, trastornos
neurológicos, otitis a repetición en la infancia, además de variantes socio
ambientales, como deprivación de experiencias auditivas, ya que puede tener
efectos perjudiciales sobre el normal desarrollo de las vías auditivas que
produciría alteraciones en la maduración de las funciones auditivas
centrales (Jutras, 2007).
Además, diversos autores han planteado modelos para realizar una
clasificación de los sujetos con DPA(C), como por ejemplo el modelo
Bufallo, en el cual se dividen las siguientes categorías (Jutras, 2007)

a) Déficit en decodificación: Los sujetos con problemas a este nivel,
tienen dificultades en el procesamiento rápido de la información
auditiva y tienden a responder más lento.
b) "Tolerance-Fading Memory" (tolerancia de desvanecimiento de la
memoria): Los individuos de esta categoría presentan dificultades para
entender el habla en situaciones auditivas adversas, junto con
problemas en la memoria a corto plazo y reducción de la tolerancia al
ruido.
c) Déficit en la integración: Incluye dificultades en la integración
auditiva y de otro tipo de información, como la visual.
d) Déficit en la organización: Los individuos con problemas a este nivel,
tienden a fallar en tareas de secuencias.

Evidencias sobre el Trastorno Específico del Lenguaje y el Déficit en el
PA(C).


Como se mencionó anteriormente, dentro de las teorías explicativas del
TEL, se encuentra la teoría del déficit en el procesamiento auditivo de la
información. Los niños con TEL muestran déficits perceptivos, bien
documentados a nivel conductual, para estímulos verbales y no verbales,
especialmente si estos estímulos ocurren en secuencias rápidas. (Miller,
Kail, Leonard & Tomblin, 2001).
Existen varios estudios que han intentado encontrar evidencia empírica
sobre este tema, pero aún no se ha podido establacer si existe una relación
entre el DPA(C) y el TEL, o si alguno de estos déficits participan
independientemente en el desarrollo del TEL. En relación a esto se han
desarrollado dos hipótesis explicativas del TEL. La primera, llamada
"Hipótesis del cerebro atípico", mantiene que el cerebro de los niños con
TEL no estaría óptimamente conectado para el lenguaje, por lo que la
organización cerebral de los niños con TEL sería distinta a la encontrada
en niños normales, debido a factores genéticos. La segunda hipótesis,
sería la del "Retraso Madurativo", que mantiene que las diferencias
electrofisiológicas en las respuestas auditivas de los niños con TEL,
frente a niños control, son indicadores de una inmadurez del desarrollo
neuronal más que diferencias estables de la estructura cerebral. Debido a
esto las diferencias en la lateralización de niños con TEL receptivo y
niños con desarrollo normal reflejan algún retraso en la maduración de la
transmisión interhemisférica. (Idiázabal & Samperas-Rodriguez, 2008)
Respecto a esto, Bishop et. al. consideraron en su estudio dos
aspectos importantes en la explicación del TEL. El primero corresponde a la
heterogeneidad del cuadro y el otro punto es que no se ha prestado mucha
atención a los aspectos maduracionales del procesamiento auditivo. Ellos
estudiaron a 16 jóvenes con TEL y 16 jóvenes del grupo control, mediante el
uso del ERPs (potencial auditivo de evento relatado). Sus resultados
indican que los PEC auditivos de los niños con TEL eran más parecidos a los
de los niños más jóvenes del grupo control, que a los de su misma edad.
Además se confirma que los niños con TEL conforman un grupo heterogéneo,
donde sólo algunos presentaron PEC alterados y otros no. (Dorothy, Bishop,
Genevieve & Mc Arthur, 2005)
Mc Arthur et. al. también confirmaron la heterogeneidad del TEL y
pudieron observar que los niños con TEL expresivo era más parecidos a los
controles, mientras que los niños con problemas receptivos diferían
significativamente con los resultados del grupo control.(Mc Arthur &
Bishop, 2005).
Dentro de las investigaciones que han intentado identificar si existe
relación entre TEL y DPA (C), encontramos el estudio de Tallal et. Al
quienes utilizaron la denominada "Tarea de repetición auditiva" . En dicho
trabajo se comparó el desempeño entre un grupo de niños control y un grupo
de niños con TEL, en una tarea que implicaba la escucha de dos tonos
breves, uno de 100 Hz y otro de 305 Hz, los cuales se presentaron
consecutivamente con distintos intervalos de tiempo entre ellos. Los niños
fueron entrenados para señalar el orden de la presentación de los tonos,
presionando teclas en un tablero que indicaban la escucha de un tono alto o
bajo. Los resultados de dicho estudio mostraron que, en el grupo de niños
control, existió una correcta identificación de los tonos cuyos intervalos
de presentación fuesen inferiores o superiores a 300 ms, en cambio, en el
grupo de niños con TEL, si bien eran capaces de identificar correctamente
los tonos, cuando el intervalo de tiempo era superior a 300 ms, no lograban
completar la tarea con éxito si el intervalo era menor a este tiempo.
(Dlouha et al., 2005)
El uso de estudios electrofisiológicos, mediante los potenciales
evocados auditivos (PEC), puede ser un método útil para evaluar la
percepción auditiva y del lenguaje en niños con TEL a diferentes niveles
de procesamiento. A través de este exámen se puede obtener un índice de la
respuesta cerebral ante estímulos auditivos en tiempo real. Los componentes
P1, N1 y P2 de esta prueba han sido un importante foco de atención para los
investigadores, porque representan las etapas más tempranas del
procesamiento en la corteza auditiva. (Idiázabal & Samperas-Rodriguez,
2008).
Tonnquist - Ühlen observaron las diferencias en latencia, amplitud y
topografía del componente N1 del potencial evocado auditivo tardío, entre
un grupo de niños con trastorno severo de lenguaje y un grupo de niños
control, ambos entre 9 y 15 años de edad. En relación a la latencia, sólo
hubo diferencias significativas después de estimular en el oído derecho,
por lo que se considera que para esta variable, no existen diferencias
significativas. Sin embargo se observó que en el grupo control, existe una
correlación entre edad y latencia de N1, disminuyendo esta con la edad, en
cambio en el grupo de niños con trastorno de lenguaje no existe esta
correlación. En cuanto a la amplitud y a la morfología, no existen
diferencias significativas entre ambos grupos, ni correlación con la edad.
(Tonnquist, Uhlén, Borg, Persson & Spens, 2005).
Mc Arthur et. al. compararon adolescentes y jóvenes con TEL de 13 años
de edad , con otro grupo de adolescentes con TEL de mayor edad (17 años) ,
con un grupo control, mediante el registro de PEC auditivos, utilizando
como estímulo tonos puros de 25 y 250 ms, vocales y tonos complejos no
armónicos. Encontraron que ls componentes N1 - P2 y N2 de los PEC para los
tonos puros estaban alterados en ambos grupos de niños con TEL. Del mismo
modo encontraron alteraciones en el procesamiento cognitivo de tonos no
armónicos y vocales en ambos grupos de niños con TEL en comparación al
grupo control.(Mc Arthur & Bishop, 2005)
El estudio con MMN ha sido de particular interés en el contexto del
déficit del procesamiento auditivo. La onda conocida como MMN es un
componente independiente-que aparece 80-250 ms después de la aparición de
un estímulo auditivo en adultos sanos. El sujeto oye una secuencia de
estímulos auditivos y la reacción neurofisiológica a la secuencia se
obtiene a pesar de estar realizando una actividad o tarea no relacionada,
como leer un libro o ver una película, permitiendo así una idea del
procesamiento auditivo del sujeto, cuando no está mediando la atención
activa en tareas relacionadas con el procesamiento (Rinkert, 2006).
Kopirlathi y Lang examinaron a un grupo de 14 niños con disfasia y a
un grupo de 12 niños controles, de entre siete y trece años de edad, por
medio del ERPs y el MMN. En sus resultados encontraron que los niños
disfásicos presentaban un peak de amplitud de frecuencia significativamente
disminuído. Además la duración del MMN mostraba diferencias significativas
entre ambos grupos, sólo para estímulos con alto contraste entre ellos (50
/ 500 mseg) (Korpilathi & Lang, 1994).
Uwer et al fueron los primeros en examinar el procesamiento del
estimulo oral en TEL usando sílabas consonate-vocal. Los niños con TEL
mostraron una atenuación significativa en la amplitud de MMN en
comparación con los registro de los niños controles, sin alteraciones del
lenguaje. En un estudio más reciente hecho por Shafer et al (2005) se
encontraron diferencias significativas entre niños con TEL y niños
controles, cuando se estudiaron dos vocales contrastantes. Según lo
referido en el estudio de Shafer, hubo una negatividad tardía "LN", pero no
MMN tempranos en los niños con TEL. (Rinkert, 2006)
En adición al procesamiento de tonos y palabras significativas, este
estudio incorpora lo siguiente: El rango del déficit gramatical que
muestran los niños con TEL, puede ser atribuido al pobre entrada lexical,
con morfemas gramaticales y palabras funcionales de bajas características
preceptúales afectadas. Pero el déficit gramatical puede ser también
consecuencia de una inhabilidad general para extraer y usar las reglas
gramaticales. Los niños con TEL muestran déficit específicos en la
generación de reglas abstractas, mostrando en general un déficit no-
lingüístico en la generación y la aplicación de reglas. (Rinkert, 2006)
La extracción de reglas del ambiente acústico, es una función esencial
del sistema auditivo, particularmente para la adquisición del lenguaje. MMN
ha sido aplicado para examinar la habilidad de extraer reglas abstractas
fuera del foco de atención, esto contribuye a comprender esta función. En
este paradigma, MMN ha sido observado en niños, adultos y recién nacidos,
pero aún no ha sido ocupado para estudiar la habilidad de extraer reglas en
niños con TEL. (Rinkert, 2006).
Muchos estudios de trastornos de lenguaje, como el realizado por
Tallal sugieren la existencia de una codificación auditiva anormal que
jugaría un papel importante en la disrupción de las habilidades del
lenguaje consideradas normales. Esto, presumiblemente contribuyen a la
anormal percepción de las pistas acústicas cruciales que están contenidas
en las señales del habla.
En relación a esto, McAnally demostró que existe una anormal
percepción y un trastorno cortical y subcortical, en el procesamiento
auditivo neural de los estímulos verbales y no verbales en un grupo de
niños y adultos que presentan alteraciones del lenguaje. (Wible, Nicol &
Graus, 2005).
En un estudio realizado por Wible et al se utilizó potenciales
evocados auditivos de tronco cerebral, en respuesta a un discurso, en un
gran grupo de niños con y sin alteraciones del lenguaje. Se demostró que
los potenciales en el grupo de niños con alteraciones del lenguaje, eran
menos fuerte. Esto se interpreta como reflejo de la disminución de la
sincronía de la generación y/o la transmisión, desde el cuero cabelludo, y
el posterior registro de la actividad neural subyacente, probablemente
originados en el lemnisco lateral o en el coliculo inferior (Wible, Nicol &
Graus, 2005)

Conclusión

Si bien el TEL es cada vez más difundido, los problemas que éste
conlleva para una gran cantidad de niños y familias nos obliga a otorgar
urgencia al hecho de encontrar una explicación consensuada de su origen y
su relación con diferentes alteraciones que se han observado en estos
niños.
A lo largo de esta revisión hemos explorado distintos enfoques,
teorías e investigaciones acerca de la relación existente entre el
trastorno específico del lenguaje y el procesamiento auditivo. Es
interesante el hecho de que en años de experimentación y análisis todavía
no se logre un consenso en el tema y posiblemente demore encontrar una
respuesta. Nos llama la atención la innumerable evidencia acerca de la
asociación entre ambos, y es aun más interesante que, a pesar de ella, aún
no se descifre su significado.
Es por esto que consideramos importante el seguir con las
investigaciones, no sólo en niños, si no en su entorno y también en los
adultos que lo padecen. Esto es importante ya que el TEL es una condición
y sería un gran aporte el conocer más acerca de las dificultades que
permanecen en el tiempo y sus variaciones, pues podrían conducirnos al
encuentro de las tan anheladas respuestas y junto con esto, permitir un
mejor pasar a quienes se ven directamente afectados por esta dificultad.

Superdotación

Aspectos conceptuales y definición

Se define como superdotado al individuo que posee una capacidad significativamente superior a la de los compañeros de edad para tratar hechos, ideas y abstracciones.

El alumno superdotado es considerado como tal qué, en general:

• Posee una capacidad intelectual superior a la media
• Posee creatividad y
• Motivación para desarrollar sus potenciales.

Algunas características mas concretas del funcionamiento intelectual del alumno superdotado serían las siguientes:

• Capacidad superior para razonar, generalizar y abstraer y abstraer, asi como comprender significados.
• Un gran pensamiento lógico y reconocimiento de las relaciones,
• Rapidez en los aprendizajes complejos,
• Curiosidad intelectual manifiesta
• Amplia variedad de intereses
• Originalidad e iniciativa en tareas intelectuales,
• Gran capacidad lectora, tanto a nivel de velocidad como de comprensión.

En cuanto a la vida emocional el superdotado se destaca por las siguientes características:

• Sentido del humor
• Capacidad autocrítica.
• Tendencia al liderazgo
• Preferencia por juegos sedentarios y que incluyan reglas.

La creatividad

El pensamiento creativo es, para algunos autores, el pensamiento innovador, exploratorio, atraído por lo desconocido, y para otros, la tendencia personal a la realización personal.

Componentes de la creatividad

a.- Fluidez. Es la capacidad para producir una gran cantidad de ideas en un tiempo determinado
b.- flexibilidad: es la capacidad para producir respuestas que supongan distintas maneras de concebir o interpretar un estimulo.
c.- originalidad: es la capacidad para producir respuestas nuevas o inusuales. Lo nuevo no es creativo por el hecho de serlo, es necesario que tengan carácter adaptativo.
d.- elaboración: Es la capacidad para producir el mayo número posible de pasos o detalles para la ejecución de un plan.




Técnicas para el desarrollo de la creatividad

Brainstorming (tormenta de ideas)

Consiste en producir el mayor número posible de soluciones para un determinado problema, aunque aparezcan disparatadas. Entre tantas ideas es posible que aparezca una verdadera y genial.

La sinésica

Consiste en relacionar cosas distantes: convertir lo familiar en extraño y lo extraño en familiar. El secreto está en romper el bloqueo de cada idea y en ir más allá de sus conexiones habituales. En segundo lugar, convertir lo extraño en familiar exige situarse en perspectiva más amplia: encontrar nuevas soluciones.
Finalmente convertir lo familiar en extraño es lo más característico de la cinética. Es descubrir nuevas posibilidades, pensar si podrían haber sido de otra manera.


EL SOCIODRAMA

Permite desarrollar la creatividad mediante la participación en el juego sociodrámatico, mediante actividades normales y espontáneas que ejecutan los niños en cualquier momento. Desempeñan papeles que les satisfacen en gran manera.

Mi discapacidad. Anónimo



Mi discapacidad de amor,
porque sólo quiero a los que acepto,
cuando debo querer a todos.

Mi discapacidad de raciocinio,
porque sólo entiendo lo que me conviene
aunque la razón no me pertenezca.

Mi discapacidad de comunicación,
porque creo que sólo lo mío es importante
cuando hay tanto que escuchar.

Mi discapacidad de ver,
porque sólo le presto atención a lo bello
aún sabiendo que todo tiene su lado hermoso.

Mi discapacidad de creer,
porque lo quiero al instante
sin siquiera tener una esperanza.

Mi discapacidad a crecer,
porque me aferro a sólo a lo que tengo
aún sabiendo que desprenderse de todo es la ruta a la grandeza.

Mi discapacidad a bendecir al prójimo,
porque me avergüenza que sepan que tengo fé,
aún sabiendo que cada vez que me lo dicen, me llena de energía divina,
de vida!